En Colombia se han realizado incontables esfuerzos por impulsar y desarrollar el sector aeronáutico del país, dentro de estos se encuentra la incursión en el desarrollo de capacidades para la aviación civil que ahora representa una alta demanda.

Colombia, se ubica en el reflector económico del mundo; su ubicación en la región, su cercanía con centro y norte América, y su predisposición a la invención extranjera, convierten al país en un punto estratégico de negocios en la región.

Según cifras de la Aeronáutica Civil de Colombia (UAEAC) en el primer trimestre del año 2019, hubo 36.285 aterrizajes en el aeropuerto internacional El Dorado, 651 más que los aterrizajes en el mismo periodo del año anterior, estas cifras permiten que CIAC S.A. identifique el crecimiento en la operación aérea y así una oportunidad de ingresar a nuevos segmentos del mercado, atender la potencial demanda y contribuir al desarrollo del sector.

La CIAC cuenta con un amplio número de capacidades que buscan cubrir las necesidades del mercado. Las flotas que actualmente están presentes en el mercado colombiano en crecimiento de explotación son los equipos Boeing 737, Airbus A320 family, ATR 42 y ATR 72 los cuales cuentan con un considerable porcentaje de su estructura fabricada en materiales compuestos, por lo que al momento de pensar en ofrecer un servicio de mantenimiento programado, tener la capacidad de realizar reparaciones en material compuesto es imperativo para ofrecerle al cliente un servicio completo abarcando más terreno en el paquete que se le puede ofertar.

Los materiales compuestos son, materiales novedosos y avanzados, desarrollados desde los años 50, los cuales han tenido una gran acogida por los fabricantes de aeronaves, debido a su alta resistencia mecánica en relación con su peso más ligero; permitiendo que hoy en día, aeronaves como el B787 y el A350, tengan más del 50% de su estructura fabricada en material compuesto. (JEC Group, 2017) .
Con el uso de los materiales compuestos, la reducción de peso en la aeronave es tal, que son implementados en las aeronaves a pesar del alto costo de su mantenimiento, lo cual representa alta rentabilidad para el negocio que ofrezca trabajos de reparación y mantenimiento en piezas y estructuras de estos materiales.

La CIAC, cuenta dentro de sus capacidades con uno laboratorio especializado en materiales compuestos adecuado para ofrecer mantenimiento y reparación de partes aeronáuticas fabricadas en estos materiales compuestos.

Desde agosto de 2018, se inició el proyecto de certificación del laboratorio de materiales compuestos de CIAC S.A. y sus capacidades ante las autoridades civiles con el fin de satisfacer las necesidades del mercado del país y de la región.

Para lograr obtener la certificación del laboratorio y sus capacidades se debe cumplir con un arduo trabajo, el primer paso es donde se identifican las reparaciones que podrían llegar a requerirse en los diferentes componentes de las aeronaves, trabajos que pueden surgir a lo largo de un servicio programado; Posteriormente, se realiza un proceso de análisis de los cinco Atributos de la Calidad (Personal capacitado, herramientas/equipos, publicaciones técnicas, infraestructura y materiales o repuestos trazables), para cada reparación; lo que se busca con este análisis es determinar las fortalezas y debilidades de la Corporación para atender esta necesidad del mercado y encontrar las alternativas para cumplir con los cinco atributos anteriormente mencionados.

Una vez se finalice este análisis y confirmación, las áreas de Aseguramiento de la Calidad y Control Calidad iniciarán un proceso conjunto, donde se realizarán auditorías internas, edición de los manuales de procesos y procedimientos de la compañía y se comunicarán con las autoridades regulatorias a las que se les está apuntando por certificación (UAEAC, FAA y EASA) para finalmente solicitar a dichas entidades, la adición de la capacidad, que será otorgada luego de una inspección por parte del PMI (Inspector principal de mantenimiento) que ellos designen para evaluarnos.

En el Laboratorio de Materiales compuestos, se han realizado reparaciones en palas de helicópteros Bell 204. 206, 212, 222 y 412; Eurocopter Ecureuil, Bo 105, BK 177, MD 369/600/900; MI 17/26/II y UH-60, reparación y reconstrucción de paneles de piso, paneles de techo, beam panel, reparaciones en radomes de diferentes aeronaves así como fabricación de partes y componentes para la aviación militar.



Comentarios